5 buenas estrategias para preparar el TOEFL

Hacer el TOEFL es una experiencia estresante casi siempre. Tenés que conseguir una puntuación concreta, pagás mucho por hacer el test, te estuviste preparando durante meses, el centro de exámenes puede estar lleno de gente o ser ruidoso o puede que no hayas dormido bien la noche anterior.

No se puede hacer nada con respecto a todo eso, pero empezar con suficiente antelación a preparar el TOEFL es una de las mejores cosas que podés hacer para reducir el nivel de estrés el día del examen. Estas son 5 estrategias que me parecen eficaces para preparar el TOEFL:

  1. Practicá tomando notas: durante el TOEFL, solo podrás escuchar las secuencias de audio una vez. Después tendrás que responder a preguntas, hablar o escribir sobre el tema que hayas escuchado. Como no podés reproducir el audio de nuevo, tenés que ser eficaz tomando notas. Podés practicar tomando notas en tu idioma nativo o en inglés. Probablemente es mejor hacer las dos cosas. Tu objetivo es aprender a tomar notas en tiempo real, sin perder nada de lo que se dice. Probá con diferentes tipos de audio de diferentes duraciones y niveles de complejidad, después, escuchá de nuevo el audio y comprobá si tus notas son precisas. Prestá atención a cosas que pueden parecer elementales, como la estructura de tus notas y que sean legibles. Ser capaz de tomar notas con seguridad y captar toda la información importante en tiempo real te será de gran ayuda durante el TOEFL, y también para otros estudios.
  2. Realizá tests prácticos: cuando te estás preparando para el TOEFL, por lo general, aspiras a una puntuación concreta. Durante el período de preparación del TOEFL, la única forma de saber si estás llegando a tu objetivo es hacer tests prácticos. Los tests prácticos también te ayudarán a tener una idea del entorno de prueba, tipos de preguntas y los obstáculos a que te enfrentarás el día del test. Hay varias maneras de adquirir práctica para el TOEFL, como, por ejemplo, con nuestro test gratuito EFSET Plus, con el que podés hacer un seguimiento de tu progreso.
  3. Leé cada día:incluso los hablantes nativos de inglés amplían su vocabulario mediante la lectura. Cuanto más leas, más conceptos y vocabulario conocerás. Cuanto más atentamente leas, más mejorarás tu comprensión de lectura. Leé mucho y con atención para ampliar la variedad de temas con los que te sientes a gusto en inglés. Nunca se sabe qué temas se van a tratar en el test TOEFL, así que es mejor tener una zona de confort muy amplia.
  4. Escuchá podcasts:hay muchos audios de radio en inglés en internet, si te gusta la BBC, la NPR, la comedia o las noticias. Escuchar hablantes nativos de inglés que hablan a la velocidad habitual desarrollará tu comprensión oral. También podés desarrollar tu expresión oral poniendo de nuevo partes del podcast e intentando imitar la pronunciación. Entender una grabación es más difícil que entender un vídeo, porque no tiene las mismas pistas de contexto. Eso hace que sea mejor escuchar podcasts que programas de televisión o películas para mejorar la comprensión oral.
  5. Aprendé a mecanografiar:En la sección escrita del examen vas a tener que escribir tus respuestas en una computadora poco familiar con un teclado QWERTY. Si te pasás todo el tiempo luchando con el teclado, no vas a tener mucho tiempo para escribir un buen trabajo. Parece algo simple, pero mucha gente se olvida de prepararse para ello. Asegurate bastante antes de la fecha del test de que podés escribir con rapidez en inglés en un teclado QWERTY. Hay muchas herramientas en línea gratuitas que te pueden servir de ayuda para aprender a mecanografiar.

 

Hacé un test de TOEFL gratis Aprendé más

Comparte este artículo

Latest articles from Idiomas