Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Como memorizar nuevo vocabulario rápidamente: 9 tips

Como memorizar nuevo vocabulario rápidamente: 9 tips

No importa que tan buena sea tu gramática, si no sabes muchas de las palabras que podes usar, (literalmente) no vas a llegar muy lejos con tus habilidades en el lenguaje: el Vocabulario abre puertas a nuevos mundos y hace el aprendizaje divertido y satisfactorio. Pero expandir la cantidad de palabras que sabes es como una dieta: tenes que poner mucho esfuerzo y no hay ni un truco ni un secreto ni un enfoque igual para todo. Cada uno tiene que encontrar la forma que funciona para él; pero ser paciente, establecer objetivos realistas y recompensarse a uno mismo si estos son alcanzados son buenas estrategias que pueden ser complementadas con cualquier de las próximas.

1. Usá tecnicas de memoria

Una forma popular de memorizar vocabulario es el uso de la mnemotécnica, atajos mentales que ayudan a recordar palabras o conceptos más complejos. Por ejemplo, podes crear asociaciones entre palabras o también podes inventar un acrónimo. El problema es que igual tenes que memorizar el acrónimo, la canción o la asociación, pero con un poco de práctica, te vas a volver bueno en inventar conexiones creativas y útiles. Y: cuanto más tiempo pienses en los acrónimos, mejor te vas a volver en recordar las palabras que vienen con ellos.

2. Creá un ambiente de estudio

Cuando estas estudiando en el extranjero, escuchas o lees el idioma en todas partes y aprendes mucho más rápido a través de la inmersión. Pero no tenes que irte al extranjero para de a poco incrementar el número de palabras que sabes- podes crear un ambiente de estudio inspirador y amigable donde sea que estés: copra revistas o libros del nuevo idioma, mira películas y cocina (o solo come) la comida local.

3. Pone las palabras en su contexto

Una buena idea para aprender más palabras más rápido es ponerlas en su contexto adecuado: en vez de escribir listas de palabras sueltas, intenta poner las palabras en oraciones acordes. De esa forma, sabes cómo se usa esa palabra en vida real. Aparte, si propones oraciones divertidas, se va a hacer más fácil memorizarlas. Dependiendo de cómo lo aprendes, también podes hacer dibujos o encontrar imágenes que van a complementar las oraciones y poner las palabras en su hábitat natural.

4. Aprende situaciones del día a día

Hablando de contextos: Películas, series, libros, podcasts o canciones son no solo una gran fuente para la mayoría de las palabras, sino que también pueden ayudar a memorizar el vocabulario porque siempre vienen asociados con una escena, persona, o un evento (en vida real). Asique intenta leer libros o ver películas en su idioma original (con subtitulas) y entender que significan las palabras. Si ves o escuchas una frase u oración que no entendes, escribila, buscala, y empeza a recordarla.

5. Llevalo al próximo nivel

Si quieres llevar el aprendizaje de la lengua al próximo nivel, deja espacio suficiente para mapas mentales con palabras asociadas, sinónimos o antónimos. Si quieres sacar lo mejor del proceso de aprendizaje, intenta no traducir la palabra a tu idioma nativo. En lo contrario, explica y describe que significa en la lengua que estas practicando.

6. Encontrá herramientas que te funcionan

Todos aprendemos de maneras diferentes, asique si todavía no sabes qué forma te funciona mejor, intenta tantas formas -o una combinación de las mismas- como sea posible: tarjetas, aplicaciones, listas, juegos o post-its, son algunos modos de memorizar vocabulario. Lo mismo para encontrar el momento adecuado: algunas personas establecen tiempos específicos, otros aprenden más espontáneamente. No importa que enfoque elijas, asegúrate de encontrar un ritmo –después de todo, la práctica es lo mejor.

7. Que sea interactivo

Así como tenes que encontrar las herramientas exactas que te funcionen mejor, también es importante hacer la experiencia educativa lo más abarcador posible: no solo leas las palabras de tarjetas o listas- escucha como se pronuncian, decilas en voz alta y escribilas. Cuanto más hagas el encuentro con el vocabulario una experiencia para todos tus sentidos, mejor va a ser. (O porque no comer helado mientras aprendes cuales son los diferentes gustos?)

8. Concentrate en las palabras mas utiles

Si vas a expandir tu vocabulario porque queres trabajar en una firma de marketing en el extranjero, probablemente no tengas que leer las novelas de Shakespeare o concentrarte en palabras que pertenecen a la época medieval. Cuanto más prácticas y populares sean las palabras de tu carrera, tus hobbies, o conversaciones diarias, lo más fácil que va a ser aprenderlas- y vas a poder usarlas más a menudo. (Esto puede ser como un juego: te podes recompensar a vos misma cada vez que usas una palabra en particular en una situación real.)

9. Repetí y segui repitiendo

Recuerda no solo repetir las palabras más nuevas, sino también las palabras que crees que ya aprendiste. No tenes que repasar las palabras almacenadas tantas veces como las del vocabulario nuevo, pero cuanto más las digas, más las vas a recordar.

¡Aprendé un idioma!Aprendé más

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Idiomas