Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

Guía para pasar tu año sabático en Europa

Guía

Hay una gran variedad de destinos e itinerarios para disfrutar tu año sabático. Podés aprender un idioma, adquirir experiencia internacional o recorrer el mundo país a país; estas son solo algunas de las posibilidades (y beneficios) si te vas a tomar un descanso del estudios o del trabajo.

Ya estuvimos en Estados Unidos, Asia, Australia y Nueva Zelanda, y es hora de ver qué puede ofrecer Europa a nuestros entusiastas de los años sabáticos; un continente en el que todo está a un corto viaje en tren o en avión de distancia, increíbles culturas, comidas riquísimas y escenarios espectaculares.

¿Por qué Europa?

En Europa te podés encontrar ciudades cosmopolitas, cadenas montañosas sobrecogedoras y playas tranquilas en islas paradisíacas. Con semejante variedad de ofertas, hay más que suficiente para satisfacer tus ganas de conocer mundo, no importa de la forma que sea. Esquiando o haciendo senderismo en los Alpes, rindiéndole culto al sol en las playas españolas o francesas, o yendo de compras en Milán o Londres como si no hubiera mañana. Pocos lugares tienen tanta historia y fama: Europa tiene la combinación perfecta de arquitectura moderna, barrios emblemáticos y famosos monumentos históricos.

Conocer el mundo y ampliar tus horizontes nunca fue tan fácil: se puede recorrer toda Europa cómodamente y con estilo, y con el transporte que prefieras. Además, ¡pensá en la cocina! Es tan variada como los paisajes: los viajeros hambrientos (o simplemente amantes de la comida) podrás disfrutar de una gastronomía muy rica. Podés saturarte de tapas en Madrid, deleitarte con cremosos spaghetti carbonara en Roma o comerte una potente weisswurst en Múnich.

Aprendé o enseñá en el extranjero

Las diversidad europea no es solo culinaria o geográfica, también es lingüística. Vas a oír infinidad de idiomas diferentes, y muchos países son bilingües o incluso multilingües: así que, ¿por qué no aprender un idioma en el extranjero? En EF sabemos que la mejor manera de aprender un idioma es sumergiéndose directamente en la cultura del lugar. Podés inscribirte en un curso de español en la animada Barcelona, aprender inglés mientras conocés la ruidosa ciudad de Londres, disfrutar de la soleada Niza mientras mejorás tu francés, o vivir la dolce vita y aprender italiano en la emblemática Roma. No solo te servirá para practicar el vocabulario adquirido cada día y aprender mucho más rápido (eso te lo aseguramos), sino que también vas a hacer amigos para toda la vida y conocer a fondo tu nueva ciudad.

Otra opción es pasar el año sabático en el extranjero enseñando; mucha gente elige esta opción y es muy gratificante. Durante la semana, podés enseñar idiomas o cualquier otra cosa. En algunos casos también podés obtener un título con reconocimiento internacional. Dedicá los fines de semana y días festivos a viajar por tu país anfitrión (y por el resto de Europa); podrás financiar tu aventura internacional con tu trabajo. Tu satisfacción será saber que estás influyendo positivamente en la vida de otras personas, ¡y además quedará genial en tu currículum!

Viajar es más cómodo

Con tantos países en tan poca extensión, es muy fácil recorrer varios sucesivamente. No es necesario comprar vuelos de larga distancia; es más, incluso podés despertarte en una ciudad e irte a dormir en un país distinto sin tener siquiera que subirte a un avión. Solo necesitás tu pasaporte y un pase Interrail (tren), con el que vas a poder aprovechar toda la red de alta velocidad que recorre Europa y que hace que viajar de país en país sea súper fácil. Podés trabajar durante unos meses y, cuando termines, pasar un mes viajando en tren para visitar las ciudades más importantes de Europa; será el final perfecto para tu año sabático.

Si preferís llegar antes a tu destino, hay vuelos de corta distancia entre todas las capitales y muchas otras ciudades de cada país. Las compañías aéreas de bajo costo, como easyJet, Ryanair y Monarch, tienen ofertas buenísimas si reservás con (bastante) anticipación o elegís vuelos con salidas entre semana o en temporada baja. Vigilá también las ofertas de último momento, podrías encontrar un verdadero beneficio a último minuto.

Buscá algo estacional

Una de las mejores opciones para financiar tu año sabático internacional es conseguir un trabajo en el extranjero. Además, lo vas a pasar genial conociendo gente afín a vos, aprendiendo un nuevo idioma y adquiriendo esa experiencia internacional y esas competencias sociales que van a hacer que tu currículum se destaque. Por suerte, hay un amplia oferta de trabajos estacionales en bastantes países europeos para que puedas encontrar algo adecuado para vos.

Si sos fan del esquí, no te va a costar mucho anotarte para una temporada de esquí y, si todavía no sos capaz de dominar esas bajadas, un año sabático será perfecto para aprender. Las estaciones de esquí siempre están buscando personal y las escuelas de esquí necesitan instructores. Los operadores turísticos buscan representantes para gestionar actividades en los Alpes o cocineros para chalets de huéspedes en pueblos alpinos. Aunque las grandes compañías (como Crystal y Nielson) no suelen pagar mucho, normalmente te proporcionan alojamiento, pases de telesilla y equipos para alquiler. Y lo mejor: vas a poder pasarte hasta seis meses respirando aire fresco de la montaña y esquiando en algunas de las mejores pistas del mundo. Elegí una estación grande a gran altura–como Tignes, Val d’Isere, o Val Thorens– para asegurarte una temporada más larga, porque la nieve se derrite más tarde, y así vas a tener más zonas para esquiar. Recordá planificarlo con anticipación ya que las entrevistas para los trabajos de invierno suelen empezar temprano, en junio o julio.

Otra alternativa es que vayas más para el lado del sol y busques un trabajo como instructor de deportes acuáticos. Podés pasar los meses de verano enseñando vela en las costas de Sicilia o ir a Tenerife para hacerte instructor de buceo PADI. Si te gusta la navegación, hay páginas web, como CrewRecruit, en los que podés encontrar puestos de trabajo como miembro de tripulación en muchos veleros o yates; hay trabajos para todos los niveles de experiencia. Para aquellos capaces de aguantar el ritmo de Ibiza o Mallorca, siempre hay una alta demanda de representantes de resorts en las islas fiesteras del Mediterráneo. Si todavía querés más ideas, podés buscar trabajo en Seasonworkers. Además, en esta página web tenés un montón de opciones para inspirarte.

Algunos datos prácticos

El tema de los visados en Europa varía entre países y depende de tu nacionalidad. Tal como si fueras a viajar a cualquier otra parte del mundo, asegurate de informarte bien, tené un pasaporte que tenga vigencia para todo el tiempo que vayas a pasar en el extranjero y planificá con tiempo suficiente para obtener el visado. Hay muchos lugares que te explican de forma simple, sin jerga legal, todo lo que necesitás saber.

Imagen de Roman Boed, Flickr / Creative Commons

 

Viajar es la mejor educaciónAprendé más