Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

10 cosas para comer en Malta

10 cosas para comer en Malta

Malta es mucho más que un punto en el Mar Mediterráneo, es una isla paradisíaca llena de hermosas playas, con una arquitectura impresionante y platos riquísimos. La base de la cocina maltesa es lo que se llama «Cucina Povera» o «Comida de pobres», que prácticamente significa que tenés más sabor por menos dinero. La cucina povera de Malta se creó cuando los austeros y capaces cocineros italianos y árabes combinaron sus habilidades para crear una de las primeras cocinas fusión del mundo. Así que, si desembarcás en tierras maltesas, te recomiendo que hagas tu recorrido a través de este menú:

1. PASTIZZI

Vamos a empezar con el aperitivo más popular, el pastizz, que podés encontrar en… ¡sorpresa!, una pastizzeria. Los pastizzi son pequeños pasteles de hojaldre rellenos de ricota o, si querés una opción más sana, puré de arvejas. (Es algo así como un croissant con un delicioso secreto interior).

2. FTIRA

Ftira, un tipo especial de pan plano con un agujero en el medio y que se frota con aceite, tomate, ajo y cebolla. Exacto, es como una especie de bagel-ciabatta cubierto con amor mediterráneo. Se dice que los mejores ftiras son los de Gozo, pero voy a dejar que vos lo decidas. Este aperitivo no podría ser más maltés y es perfecto para el verano, y como en Malta es verano prácticamente todo el año, lo comen todo el tiempo y en todas partes.

3. STUFFAT TAL-FENEK

¿O debería decir estofado tradicional de conejo? Esto, o cualquier cosa que lleve conejo, se considera el plato nacional de Malta. Se cocina a fuego lento (durante horas) para que la carne se despegue del hueso y se mezcle con una rica salsa hecha con tomate, vino tinto y ajo. Cada uno tiene su propia opinión sobre lo que se debe servir junto al Stuffat tal-Fenek, así que se puede usar todo, desde verduras hasta pasta o pan maltés.

4. SOPPA TA’ L-ARMLA

También conocida como la sopa de la viuda, la Soppa ta’ l-Armla es una sopa de verduras que se puede incluso mejorar con queso fresco maltés, huevo y queso parmesano espolvoreado por encima. También se puede añadir algo de pasta porque, ya sabés, la pasta lo mejora todo.

5. POSTRES

Cuando se vive en una isla donde hay mucho queso y fruta fresca, no se necesitan en realidad muchos postres. Error. Sí se necesitan, así que los malteses tomaron prestadas (y adaptaron) muchas recetas de postres: cannoli, budín de pan o tronco de Navidad, entre otros. Tienen una pastelería deliciosa, así que intentá probar tantos productos horneados como puedas. Si vas a celebrar la Navidad o el Carnaval en Malta, tenés que probar el Qagħaq tal-Għasel, una rosquilla rellena de mermelada, cítricos, vainilla y especias.

6. BOCADILLO DE TORTILLA DE FTIRA

Mirá la imagen de este artículo: esto es lo que sucede cuando rellenas el bagel-ciabatta con una tortilla y te lo comés para desayunar. Es perfecto (y contundente) para empezar un día lleno de aventuras en Malta, y a veces te lo sirven en una agradable cama de papas fritas. El desayuno es mi comida favorita y cuanto más contundente sea, mejor, así que los malteses saben cómo ganarse mi cariño.

7. HOBZ BIZ-ZEJT

Este aperitivo se suele servir en bares y restaurantes elegantes. Es un pan delicioso servido con aceite de oliva y una mezcla de tomate, cebolla y hierbas. Lo simple es lo más rico.

8. ALJOTTA

Malta está rodeada por el mar, así que aquí encontrarás mariscos muy buenos y frescos. Una forma de aprovechar esto es comiendo aljotta, una sopa maltesa tradicional de pescado con ajo y tomates.

9. QUESO GOZITAN

El queso de Gozo, especialmente el queso de cabra, ¡es indispensable! En Gozo hay más pastoreo que en Malta, así que hay muchos más pastores, que suelen hacer el queso por la mañana y venderlo por la tarde. No se puede encontrar queso más recién hecho que ese.

10. IMQARET

Si te gusta el dulce, como a mí, tenés que probar el imqaret, sobre todo porque lo podés encontrar en casi cualquier lugar: este bizcocho con forma de diamante está relleno de dátiles y frito hasta la perfección. Ah, ¿te acordás de esas influencias árabes que mencioné antes? El imqaret te traerá recuerdos de cuando estuviste en Marruecos o Túnez y probaste algunos postres rellenos de dátiles. #losrecuerdosdecomidasonlosmejoresrecuerdos

Descubre Malta con EFAprendé más

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Viajes