Lo último sobre viajes, idiomas y cultura con EF Education First
Menu

13 palabras japonesas que no tienen traducción

13 palabras japonesas que no tienen traducción

Ya sea viendo el majestuoso monte Fuji desde tu ventana en el tren bala, comiendo kilos y kilos de Katsudon (arroz cubierto con pechuga de cerdo rebozada y huevo) o viendo cosplayers por las calles del distrito Akihabara de Tokio, Japón es deslumbrante, impresionante y único. No hay nada parecido, y lo digo en el mejor sentido posible. Naturalmente, cuando volvés de la tierra del sol naciente y querés contarles a todos cómo es, a veces es difícil encontrar las palabras correctas. No te lo puedo garantizar, pero quizás alguna de estas 13 palabras japonesas sin traducción (o todas ellas) te ayuden a darle vida a tus aventuras viajeras.

  1. Tsundoku

«Comprar un libro y no leerlo, para dejarlo después amontonado en tu casa junto al resto de los libros que no leíste».

Lo sé, seguramente todos los amantes de la lectura se estén poniendo nerviosos después de leer esto, pero sabemos que suele pasar: te emocionás por un libro que acabás de comprar, solo para volver a casa y a tus otras 34252522 responsabilidades. Dejás el libro en ese montón y, tristemente, no vas a leer ninguno de ellos… hasta que pase mucho, mucho tiempo.

  1. Otsukaresama

«Estás cansado».

Pero Otsukaresama no se refiere a cualquier tipo de cansancio. Es del tipo de «Estás cansado» que le decís a alguien para hacerle saber que reconoces que trabajó duro y que, por lo tanto, estás agradecido. Es mucho más amable que el «Parecés cansado» que te pueden decir cuando tuviste una maratón de series en Netflix y/o se te olvida ponerte maquillaje.

  1. Ozappa

«Un tipo de personalidad que se puede describir como abierta».

Ozappa suena un poco a griego, pero es japonés y se refiere a alguien que no se fija en los detalles, independientemente de que el resultado sea bueno o malo. Un ejemplo podría ser que uno de tus amigos lleve helado a una fiesta, pero se olvide de que no hay frigorífico; tu amigo es ozappa. Pero luego resulta que a tus invitados no les importa comer sopa de helado, así que también son ozappa.

  1. Bimyou

Se traduce literalmente como «sutil», pero bimyou implica que «algo es un poco raro y que puede que sea mejor renunciar a ello por completo».

Envolver tu hamburguesa doble de queso con pizza para agarrarla mejor, llevar una segunda valija solo para zapatos en un viaje de fin de semana o hacerte un tatuaje en el cuello justo antes de una entrevista de trabajo, son solo algunos cuantos ejemplos de bimyou.

  1. Irusu

«Las luces están encendidas, pero no hay nadie en casa».

Esto pasa cuando fingís que tuviste que salir de casa apurado y te olvidaste de apagar las luces. Al menos, eso es lo que piensa que pasó la persona que te está tocando timbre. O que te podés haber quedado dormido con los auriculares de cancelación de ruido puestos. Quién podría imaginar que simplemente no querés ver a nadie y que Netflix necesita un poco más de tiempo y dedicación?

  1. Majime

«Una persona seria y confiable que es capaz de hacer las cosas sin armar un drama».

Imaginate que todos fuéramos un poco más majime durante los trabajos grupales en la escuela. No es raro que este rasgo sea tan deseable en la competitiva cultura de Japón; se considera un cumplido y equivale a describir a alguien como respetable o admirable.

  1. Wasuremono

«Cosas olvidadas o perdidas: algo que se deja en el tren o que se deja olvidado en casa».

*Recuerda que se olvidó su iPhone en casa. Muere*

  1. Nito-Onna

«Una mujer tan dedicada a su carrera profesional que no tiene tiempo para planchar camisas, así que solo se pone camisetas o jersey de punto».

Es difícil saber si es un cumplido o un insulto, pero nosotros decimos: las camisas de punto son geniales y, siempre y cuando solo descuides el planchado de camisas para avanzar en tu carrera, no pasa nada (además, ¿quién tiene tiempo para planchar?)

  1. Shibui

«Cosas geniales de las de toda la vida».

Técnicamente, shibui describe un sabor y significa «estimulantemente amargo», pero también se refiere a todas las cosas que los adultos piensan que son geniales, y que los niños no terminan de entender porque no tienen esos recuerdos (adolescentes) de la generación anterior. Me vienen a la mente un montón de cosas vintage. Y el hip-hop de la vieja escuela. O toda la escenografía de Mad Men.

  1. Kuidaore

«Comer hasta que te arruinas»

Parece ser que esta expresión tiene sus raíces en Osaka, donde a la gente no le importa gastar demasiado en comida (el hecho de que la ciudad sea famosa por su cocina puede explicarlo todo). Como nota al pié: Kuidaore también describe en una sola palabra mi situación financiera actual y la razón que hay detrás de ésta.

  1. Hikikomori

«Cuando una persona joven está obsesionada con la televisión, los videojuegos e internet, y se aparta de la sociedad».

Qué pensamiento más preocupante: pedirle a un joven que salga porque el día está espléndido y que te conteste que mejor le mandes el enlace.

  1. Age-otori

«Tener peor aspecto después de un corte de pelo».

Probablemente casi todo el mundo sabe cómo se siente uno después de que le le corten el pelo de forma horrible. Esto suele pasar más cuando se acerca año nuevo, cuando decidís: nuevo año, nuevo yo. Buscás algo drástico y, cuando ya es demasiado tarde, te das cuenta de que cometiste un terrible, terrible error. #yyoconestospelos

  1. Yoisho

«Una palabra sin significado, que se dice cuando te dejás caer en una silla después de un mal día en el trabajo».

¿Ves a lo que me refiero cuando digo que el trabajo duro es esencial en el competitivo Japón? Si no estás en Japón, el equivalente a yoisho son los gruñidos, suspiros y exhalaciones fuertes.

 

Comparte este artículo

Los últimos artículos desde Idiomas